5 Consejos para Elegir Bien su Fotografo de Bodas

Nada más justo que hablar un poco sobre nuestro mundo, el mundo de la fotografía de bodas.

Preparado para ustedes, novias que aún no han decidido sobre quién va a servir como su fotografo en su gran día.

Aquí vamos a enumerar 5 situaciones a tener en cuenta cuando inicie la búsqueda por el proveedor ideal, así, disminuyendo los riesgos de tener un gran dolor de cabeza.

 Sugerencia 1: Mi primo tiene una cámara

Con el avance digital, cada vez más se hace posible acceder a equipos fotográficos profesionales y semi profesionales. Y bien en la mejor hora, la hora en que usted decide casarse, surge aquel pariente que desea agradarla ofreciendo el servicio fotográfico de regalo.

Antes de aceptar, piense con calma.

Es natural que sus seres queridos quieran ayudar, ellos quieren formar parte de ese acontecimiento de su vida también. Pero lo barato puede salir caro, y el regalo puede ser de griego!

Puede parecer que la fotografía es fácil, muchos piensan que es sólo apretar un botón. Pero al contrario de lo que parece, fotografiar requiere una serie de conocimientos y técnicas. Desde un buen manejo del equipo, direccionamiento de la pareja, hasta un almacenamiento seguro de todo material.

Contratar a un profesional no impide que su pariente arriesgue unos clics también, pero piense bien antes de entregar toda esa responsabilidad a alguien que está teniendo el primer contacto con la profesión justamente en su día de boda, el día que usted planeó por años para que sucediera todo bien.

Recuerde que este día no volverá más, la oportunidad es unica.

Sugerencia 2: Seguridad

Queremos que las fotografías de su matrimonio tengan una vida útil mayor de 50 años, y que sus nietos puedan en el futuro tener acceso a ellas, sin embargo, ese sueño puede acabar el día siguiente!

¿Alguna vez se ha detenido a preguntarse cómo su fotógrafo almacena sus fotografías?

Hay varias maneras de mantener los archivos digitales seguros, pero cuando no se toman las medidas necesarias, es posible perder todo el material de su matrimonio.

¡Y creame, esta situación es más habitual de lo que aparenta ser!

Es imprescindible que el fotógrafo mantenga varias copias de las imágenes registradas en los más diversos dispositivos de almacenamiento, ya sea en CD, HD externo o por medio de almacenamiento en la nube.

Usted también puede proponer, y, mediante el acuerdo de ambas partes, solicitarle una copia de todo material crudo para guardarlo con usted, hasta que el material finalizado sea entregado. Así, se disminuye prácticamente a cero el riesgo de la pérdida del material digital.

Sugerencia 3: Estilo fotográfico

Fotografiar una boda es una prestación de servicio del ámbito artístico, es decir, cuando usted contrata a un fotógrafo, usted lo escogió por todo el bagaje artístico e intelectual de él.

Cada fotógrafo tiene un estilo de trabajo. A algunos les gustan las fotografías más claras, otras más oscuras, unas con luces de flash, otros con la luz natural. Es una cuestión de gusto.

Antes de contratar a un fotógrafo, es importante elegirlo por haber disfrutado de las fotografías que produce.

Siendo así, usted nunca encontrará un trabajo igual en diferentes profesionales.

Por lo tanto si usted mira un trabajo de un fotógrafo y pensó: “es ese”, insista en él.

Sugerencia 4: ¿Ese tipo soy yo?

Estar delante de las cámaras no es nada fácil. No se sabe si es hora de sonreír, donde por la mano, cuál posicion es la ideal.

¡Calmarse!

Un buen profesional dara toda la libertad, de la mejor manera, te relajará.

Una de las técnicas más importantes que forman un buen fotógrafo, es el direccionamiento y la creatividad. Sabiendo esto, no habrá necesidad de preocuparse y ensayar previamente determinadas poses.

Es importante identificarse, si simpatiza con la forma en que el profesional conduce la situación. Así, habrá mayor posibilidad de sonrisas más sinceras en sus retratos.

Es sólo dejar fluir y confiar.

Sugerencia 5: Firme un contrato

Para garantizar la seguridad de ambas partes, un contrato se hace más que necesario.

Lo ideal es conocer la oficina / estudio / recidencia del profesional contratado, y, mantener una buena comunicación, aclarar y sanar cualquier duda, y pasar a limpio todo lo que sea acordo en un contrato.

Así queda definido cuáles son las obligaciones y derechos de cada uno y disminuye la posibilidad de existir algún tipo de conflicto.

Mire Tambien:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *